Soldadores

starstarstarstarempty star
4
Soldadores

Los soldadores son herramientas esenciales en cualquier taller o lugar de trabajo donde se requiera unir metales. Permiten unir piezas metálicas de manera fuerte y duradera mediante el calentamiento localizado y la fusión controlada del material.

Definición de soldador

Un soldador es un dispositivo que genera suficiente calor para fundir metal, permitiendo unir dos o más piezas. Utiliza una fuente de energía, normalmente eléctrica, para calentar un electrodo y así fundir el material base y el material de aportación (generalmente un alambre continuo), formando una unión permanente.

Los soldadores se clasifican según el método que utilizan para generar el calor. Los más comunes son el soldador eléctrico por arco, el soldador MIG/MAG, el soldador TIG y el soldador por resistencia eléctrica.

Tipos principales

  • Soldadores MIG/MAG: Utilizan un electrodo continuo consumible y un gas inerte para proteger el arco eléctrico y el baño de fusión. Son versátiles y fáciles de usar incluso para principiantes.

  • Soldadores TIG: Emplean un electrodo de tungsteno no consumible y un gas inerte separado para proteger el arco. Permiten realizar soldaduras de alta calidad en aceros, aluminio, magnesio y otros metales. Requieren más habilidad del soldador.

  • Soldadores por arco eléctrico: Usan un electrodo revestido que se consume en el proceso. No requieren gas de protección. Son portátiles y económicos pero más difíciles de usar que MIG o TIG.

  • Soldadores por resistencia: Generan calor por efecto Joule, presionando las piezas entre electrodos mientras pasa corriente. Se usan en producción, requieren equipo especializado.

Uso común

Los soldadores se utilizan ampliamente en la industria, la construcción, mantenimiento y reparaciones. Permiten unir y reparar piezas de acero, acero inoxidable, aluminio y otros metales de manera fuerte y permanente.

Se usan para fabricar estructuras metálicas, tuberías, trenes, barcos, automóviles, muebles metálicos y mucho más. También son indispensables para reparar componentes dañados o desgastados en maquinaria, vehículos, edificios y otras aplicaciones.

Los soldadores portátiles como los MIG y de arco eléctrico son muy versátiles para mantenimiento y reparaciones. Los soldadores TIG se usan cuando se requiere máxima calidad en aceros especiales, aluminio o aplicaciones críticas.

Soldadores MIG/MAG

Los soldadores MIG/MAG (Metal Inert Gas / Metal Active Gas) son unos de los tipos más comunes de soldadores por arco eléctrico. Utilizan un electrodo de alambre continuo que se alimenta automáticamente a través de la pistola del soldador.

Cómo funcionan

En los soldadores MIG/MAG, un gas protector inerte (como argón) o activo (como dióxido de carbono) fluye continuamente a través de la boquilla de la pistola alrededor del arco eléctrico. Esto protege el área de soldadura de la contaminación. El electrodo de alambre se funde continuamente, formando el cordón de soldadura.

Ventajas

  • Fáciles de aprender y usar

  • Alta velocidad y eficiencia

  • Buena penetración y deposición de metal

  • Amplia gama de metales que se pueden soldar

  • Poca limpieza y acabado requerido tras soldar

Desventajas

  • Equipo más complejo y caro que los soldadores con electrodos revestidos

  • Limitado a materiales de hasta 6mm de espesor

  • Requiere suministro de gas y electricidad de alta potencia

Usos comunes

Los soldadores MIG se usan ampliamente en taller, industria, construcción y aficionados. Son aptos para soldar acero al carbono, acero inoxidable, aluminio y otros metales. Se pueden usar en una amplia variedad de posiciones y espesores de material.

Soldadores TIG

Los soldadores TIG (Tungsten Inert Gas) son una variedad de soldadura por arco eléctrico que utiliza un electrodo de tungsteno afilado para producir el arco. Se caracterizan por:

Cómo funcionan

  • Utilizan un gas inerte, normalmente argón, para proteger el área de soldadura de la contaminación. Esto permite realizar soldaduras de alta calidad en aceros, aluminio, magnesio y otros materiales reactivos.

  • El arco eléctrico se produce entre la punta de un electrodo de tungsteno no consumible y el metal base. El calor funde el metal base creando el cordón de soldadura.

  • Permiten regular con precisión la intensidad y el voltaje del arco para adaptarlo al espesor y tipo de material.

Ventajas

  • Alta calidad de soldadura con acabado limpio y uniforme. No dejan salpicaduras.

  • Permite soldar materiales finos y delicados gracias al arco estable y focalizado.

  • Es versátil y puede usarse en soldaduras de espesor fino o grueso.

Desventajas

  • Requiere más destreza y práctica que otros métodos como MIG/MAG.

  • El equipo y gas inerte encarecen la operación.

  • Velocidad de soldadura relativamente lenta.

Usos comunes

  • Soldadura de aceros inoxidables, aluminio, magnesio, titanio.

  • Fabricación y mantenimiento aeronáutico y aeroespacial.

  • Tuberías, calderería fina, bicicletas.

  • Reparaciones y mantenimiento industrial en general.

Soldadores por arco eléctrico

Los soldadores por arco eléctrico funcionan creando un arco eléctrico entre un electrodo y la pieza a soldar. El arco funde el metal, creando una conexión entre las dos piezas.

El electrodo también se funde creando el cordón de soldadura. Los electrodos suelen ser varillas metálicas revestidas para proteger el baño de fusión y regular las propiedades de la soldadura.

Cómo funcionan

En un soldador por arco, la corriente eléctrica pasa por un electrodo a la pieza creando un arco voltaico de alta temperatura, aproximadamente 6,500°F. Esto funde el metal y permite que el metal del electrodo se mezcle para formar el cordón de soldadura.

La alta temperatura del arco permite la fusión incluso con metales de alto punto de fusión. El revestimiento del electrodo también genera un gas protector alrededor del arco, evitando la contaminación.

Ventajas

  • Ideales para soldar acero, incluyendo de alto espesor.

  • Permiten soldar en todas las posiciones.

  • Proceso versátil.

  • Equipo relativamente barato y portátil.

Desventajas

  • Requiere destreza del soldador.

  • Puede generar salpicaduras.

  • Lentos comparados con procesos automáticos.

  • Posibilidad de porosidad y falta de fusión.

Usos comunes

  • Construcción y fabricación pesada.

  • Talleres de reparación.

  • Estructuras de acero.

  • Tuberías.

  • Trabajos de mantenimiento y reparación.

Los soldadores de arco son muy populares por su bajo costo, versatilidad y capacidad de unir piezas de gran espesor. Requieren práctica pero permiten realizar soldaduras de alta calidad en aceros y en todas las posiciones.

Soldadores por punto

Los soldadores por punto son una forma especializada de soldadura que utiliza calor concentrado para fundir y unir piezas de metal en lugares específicos y precisos. En lugar de fundir todo el material a lo largo de la línea de soldadura como otros métodos, los soldadores por punto concentran el calor y la fusión en puntos individuales a lo largo de la unión.

Cómo funcionan

Los soldadores por punto utilizan unos electrodos de cobre que transmiten corriente eléctrica y crean un arco que genera calor muy localizado, de hasta 12,000 °C. Los electrodos ejercen presión y transmiten la corriente en intervalos muy rápidos, lo que provoca que el metal se funda justo en ese punto por un instante. La fusión dura solo una fracción de segundo antes de que el metal se solidifique nuevamente, creando un punto de soldadura fuerte. Este proceso se repite automáticamente a lo largo de la unión a medida que el soldador se desplaza, creando una serie de puntos de soldadura.

Ventajas

  • Permite realizar soldaduras fuertes en lugares de difícil acceso donde otros métodos no son posibles.

  • Es un proceso rápido que puede soldar cientos de puntos por minuto de forma automatizada.

  • Crea uniones limpias y precisas sin distorsión del metal base.

  • Utiliza menos material de aporte que otros tipos de soldadura.

  • Es versátil para unir diferentes materiales, espesores y tamaños.

Desventajas

  • Requiere equipo y herramientas especializados.

  • Solo une en puntos discretos en lugar de toda la longitud de la soldadura.

  • Puede requerir acabado o pulido tras la soldadura.

  • Es más difícil de inspeccionar visualmente que otros tipos de soldadura.

Usos comunes

Los soldadores por punto son ampliamente utilizados en la industria automotriz para tareas como unir paneles de carrocería o ensamblar componentes internos. También se utilizan en aplicaciones eléctricas y electrónicas para unir circuitos impresos o ensamblar equipos pequeños. Otras aplicaciones típicas incluyen la fabricación de muebles metálicos, electrodomésticos, productos de lámina metálica, entre muchos otros usos que requieren uniones fuertes y precisas en áreas localizadas.

Soldadores por láser

Los soldadores por láser utilizan un haz láser de alta potencia para unir dos piezas de metal. Este tipo de soldadura es muy precisa, produce soldaduras de alta calidad y puede usarse para unir una amplia variedad de metales.

Cómo funcionan

En la soldadura por láser, el haz láser funde el material en el área donde se va a realizar la unión. El calor intenso del láser vaporiza pequeñas cantidades de material, creando una cavidad de vapor. Cuando esta burbuja colapsa, el material fundido fluye y se solidifica, produciendo la soldadura.

Los soldadores láser modernos pueden concentrar potencias de 10 kW en un punto de 0,1-1 mm de diámetro. Esto produce densidades de potencia extremadamente altas, del orden de 1 MW/cm2, suficientes para fundir y vaporizar la mayoría de los metales.

Ventajas

  • Permite realizar uniones con alta densidad energética y mínima zona afectada por el calor.

  • Es un proceso de alta precisión que puede automatizarse fácilmente.

  • Produce soldaduras de gran calidad, libres de defectos y con propiedades mecánicas excelentes.

  • Puede usarse en una amplia gama de metales, incluyendo aceros, aluminio, titanio, etc.

  • Es un proceso limpio que no genera humos ni requiere fundentes.

Desventajas

  • Los equipos son costosos en comparación con otros métodos de soldadura.

  • Requiere superficies limpias y bien alineadas para obtener buenos resultados.

  • Solo sirve para espesores relativamente finos, normalmente menos de 8 mm.

  • Necesita cabinas de soldadura con protección láser para operarios.

Usos comunes

Los soldadores láser se utilizan sobre todo en aplicaciones que requieren alta precisión como:

  • La industria aeroespacial, para soldar motores de reacción y estructuras de aviones.

  • La industria automotriz, en carrocerías, transmisiones y componentes de motores.

  • Dispositivos médicos y prótesis, por la calidad de la soldadura y ausencia de contaminantes.

  • Joyería y relojería de alta gama, para unir metales finos y valiosos.

  • Electrónica, para soldar circuitos integrados y componentes miniaturizados.

Consejos para elegir un soldador

A la hora de elegir un soldador, hay varios factores a tener en cuenta:

Tipo de uso

Lo primero es pensar en el uso que le darás. Si vas a soldar ocasionalmente o como afición en casa, un soldador más sencillo y económico puede ser suficiente. En cambio, si necesitas un soldador para trabajo profesional o industrial, probablemente necesites uno de gama alta y mayor potencia.

También es importante considerar el tipo de materiales que vas a soldar, ya que no todos los soldadores sirven para todo. Por ejemplo, para metales finos y delicados se suelen usar soldadores TIG, mientras que para acero se prefieren los MIG/MAG.

Presupuesto

El presupuesto es otro factor clave. Los soldadores van desde unos pocos cientos hasta miles de euros para los profesionales. Piensa en cuánto estas dispuesto a gastar, pero ten en cuenta que los soldadores muy baratos pueden no tener buena calidad ni durabilidad.

Un rango de precio medio puede dar una buena relación calidad-precio. También puedes buscar packs que incluyan accesorios útiles como máscara de soldar, pinzas, martillo, cepillo de alambre, etc.

Portabilidad

Si necesitas transportar frecuentemente el soldador, mira que sea ligero y manejable. Los soldadores compactos son más fáciles de mover entre diferentes lugares de trabajo.

En definitiva, elige el soldador adecuado a tus necesidades específicas y ten claro el uso que le vas a dar antes de comprar. Un soldador versátil y de calidad puede durarte mucho tiempo si lo eliges bien.

Seguridad con soldadores

Trabajar con soldadores puede ser peligroso si no se toman las precauciones de seguridad adecuadas. Los principales riesgos al soldar son:

  • Quemaduras por contacto con superficies calientes, salpicaduras de metal fundido o radiación ultravioleta del arco eléctrico.

  • Incendios y explosiones por la presencia de gases inflamables o materiales combustibles en el área de trabajo.

  • Descargas eléctricas por contacto con piezas conductoras conectadas al circuito eléctrico del soldador.

  • Lesiones oculares por exposición a la intensa luz ultravioleta e infrarroja emitida durante el proceso de soldadura, o por salpicaduras de material fundido.

  • Inhalación de humos tóxicos producidos al soldar metales como el acero galvanizado o aleaciones que contienen plomo, cadmio o berilio.

Para prevenir accidentes y lesiones, es imprescindible utilizar el siguiente equipo de protección personal (EPP) al realizar cualquier operación de soldadura:

  • Máscara de soldar con protección UV/IR para proteger ojos y cara.

  • Guantes largos de cuero para manipular piezas calientes y prevenir quemaduras.

  • Ropa ignífuga de mangas y perneras largas para proteger la piel de salpicaduras y radiación.

  • Calzado de seguridad para proteger los pies de la caída de objetos pesados.

  • Casco o careta de protección si se suelda en posiciones elevadas.

  • Respirador o máscara con filtro para no inhalar humos tóxicos.

Además se deben tomar otras precauciones importantes:

  • Trabajar en un área ventilada para disipar humos.

  • Retirar o proteger materiales inflamables que estén cerca.

  • Verificar que las conexiones eléctricas estén aisladas y en buen estado.

  • No mirar directamente al arco eléctrico ni tocar piezas recién soldadas.

  • Permitir que las piezas se enfríen antes de manipularlas.

  • Utilizar pantallas para proteger a otras personas de la radiación.

  • Conocer los riesgos específicos de los materiales que se van a soldar.

Seguir estas recomendaciones y utilizar el equipo de protección adecuado es fundamental para soldar de forma segura y evitar accidentes o enfermedades profesionales. La seguridad debe ser la máxima prioridad en cualquier trabajo de soldadura.

Mantenimiento de soldadores

El mantenimiento adecuado de un soldador aumentará su vida útil y mejorará su rendimiento. Aquí hay algunos consejos para el mantenimiento de soldadores:

Limpieza

Es importante mantener limpio el soldador para evitar la acumulación de residuos que pueden obstruir el paso de gas o provocar cortocircuitos. Limpie regularmente la boquilla y la punta con un alambre de latón para eliminar la escoria y las proyecciones de soldadura. También limpie el difusor de gas y cambie los filtros según las recomendaciones del fabricante.

Cambio de piezas

Las piezas sometidas a desgaste como la punta, la tobera, los rodillos impulsores o los cepillos deberán cambiarse periódicamente. Siga las indicaciones del fabricante sobre la frecuencia de sustitución. Utilice siempre piezas originales para asegurar un funcionamiento óptimo.

Almacenamiento

Cuando no se utilice el equipo durante períodos prolongados, límpielo a fondo y guárdelo desconectado en un lugar seco. Enróllelo con cuidado evitando dobleces y proteja las conexiones eléctricas. Siga las recomendaciones del fabricante sobre el almacenamiento.

Un mantenimiento adecuado alarga la vida del soldador, mejora la calidad de la soldadura y previene averías. Siga siempre las instrucciones del manual para realizar correctamente la limpieza y sustitución de piezas.

Marcas populares

En España, algunas de las marcas de soldadores más populares y sus características son:

  • Telwin - Fundada en Italia en 1977, Telwin ofrece una amplia gama de soldadores MIG/MAG, TIG y por arco. Son conocidos por su facilidad de uso, durabilidad y accesorios incluidos.

  • Fronius - Con sede en Austria, Fronius es especialmente conocida por sus innovadores soldadores TIG que ofrecen funciones avanzadas. Destacan por su calidad de soldadura y precisión.

  • Lincoln Electric - De origen estadounidense, Lincoln Electric es una de las marcas premium en soldadores MIG y por arco. Sus equipos se caracterizan por su potencia, versatilidad y opciones para uso industrial.

  • Scolnik - Marca española fundada en 1943 que ofrece una gama completa de soldadores para aficionados y profesionales a precios competitivos. Son una buena opción nacional de calidad.

  • Gama - Otra marca española reconocida por sus soldadores para trabajos ligeros y bricolaje. Tienen equipos económicos adaptables a diferentes necesidades.

  • Beta - Con sede en España, Beta produce soldadores industriales robustos y potentes. Son una opción popular para soldadura de precisión en entornos profesionales.

Como vemos, en el mercado español hay disponibles reconocidas marcas internacionales y nacionales con opciones para todos los niveles y necesidades en soldadura. Al elegir un soldador, es importante comparar materiales, potencia y prestaciones para los trabajos que vayamos a realizar.

Preguntas Frecuentes

¿Qué tipo de soldador debo elegir?

Hay distintos tipos de soldadores, como los de estaño, MIG, TIG, por arco eléctrico, entre otros. El tipo que elijas dependerá del material que vayas a soldar y el grosor del mismo. Para trabajos livianos en hojalata o electrónica, un soldador de estaño será suficiente. Para metales más gruesos se recomienda MIG o TIG.

¿Cuáles son los componentes básicos de un soldador?

Los componentes principales son: la punta, que transmite el calor al metal; el mango, que sirve para sostenerlo; el cable de alimentación y el transformador, que convierte la corriente eléctrica en calor.

¿Cómo se si necesito más o menos potencia en mi soldador?

La potencia necesaria dependerá del grosor y tipo de metal a soldar. Para trabajos livianos en láminas delgadas basta entre 15 y 35 vatios. Para metales más gruesos se necesitan soldadores de entre 50 y 200 vatios.

¿Qué medidas de seguridad debo tomar al soldar?

Es importante utilizar equipo de protección personal como guantes, gafas y mascarilla. Trabajar en un lugar ventilado, alejado de productos inflamables. Verificar que los cables estén en buen estado y desconectar el equipo cuando no se use.

¿Se pueden soldar todos los metales?

No, existen algunos metales como el zinc, plomo o aluminio que requieren de procesos especiales para poder soldarlos. Lo más recomendable es consultar si el metal que deseas unir puede ser soldado fácilmente.

¿Qué es un fundente y para qué sirve?

El fundente es una sustancia química que se aplica antes de soldar para limpiar las superficies metálicas y ayudar a que el metal fundido fluya mejor. Sirve para mejorar la calidad de la soldadura.

¿Cómo se limpia y mantiene un soldador?

Se debe limpiar la punta con una lima o lana de acero para quitar residuos. Revisar que las conexiones estén ajustadas. Lubricar las partes móviles y almacenar desconectado en un lugar seco. Reemplazar las puntas desgastadas.

¿Cómo se sueldan tuberías?

Se utiliza un proceso llamado soldeo oxiacetilénico. Se calientan los extremos con la llama y se aplica varilla como material de aporte fundido. Se requiere experiencia para lograr una soldadura fuerte y sin fugas.

¿Se puede soldar aluminio con un soldador normal?

No, el aluminio requiere de equipos y varillas especiales para soldar debido a sus propiedades químicas. Se necesita un soldador de aluminio con puntas de tungsteno y gas argón para proteger la soldadura.

¿Qué tipo de soldadura es mejor, por arco o MIG?

Depende del uso: la soldadura MIG es más versátil y fácil de aprender. El arco eléctrico permite soldar piezas más gruesas pero requiere más habilidad. Lo ideal es elegir el proceso según el material y espesor a soldar.